¿Requieres asesoría profesional en fianzas? Contáctanos

 

 
 
El objetivo de una fianza es garantizar el cumplimiento de una obligación de hacer o de dar ante un tercero, quien será el beneficiario de la misma.

 

Fianzas de arrendamiento:


Avala el pago de todas las rentas que se mencionan y se firman durante el contrato de arrendamiento para casa habitación y/u oficinas.


Fianzas de licitación o concurso:


Avala la formalidad de una iniciativa en un concurso público o privado.

Fianzas de cumplimiento de pedido o contrato:


Se llama así ya que los trabajos o los servicios realizados se tendrán que llevar a cabo en tiempo y forma, tal como vienen marcadas en el contrato.

Fianza de anticipo:


Avala que la inversión de anticipo sea destinada en equipo o materiales originarios de las obligaciones del contrato.
 

Fianza de fidelidad:


Avala el resarcimiento hacia mal patrimonial que se realice y tenga consecuencia del trabajador por el delito en contra de la empresa y sus bienes, de la empresa a su cargo o que sea legalmente responsable.

Fianzas judiciales:


Avala el correcto desempeño de las obligaciones y deberes o acciones de los particulares o del sector público dentro de las normas jurídicas o de los dictámenes judiciales.

Fianzas de crédito:


Es la herramienta operativa legal que avala el correcto y total pago monetario de las obligaciones de crédito entre empresas. Está sometido al giro de negocio y el tipo de crédito solicitado, así como al estudio, evaluaciones y licencia del comité de crédito de la afianzadora.


Fianzas internacionales:


Aval ante organismo extranjero por medio de fronting de aseguradora o reafianzadora.